faqs2018-04-24T07:56:52+00:00

FAQs sobre Objetos BIM y el estándar eCOB®

El Building Information Modeling  es un sistema de gestión de las obras de construcción basado en el uso de una maqueta virtual tridimensional que se relaciona con bases de datos. Estas maquetas se denominan modelos BIM y permiten construir y almacenar la información necesaria para operar en las distintas fases del ciclo de vida de las construcciones dentro del campo de la edificación y obra civil.
Los modelos BIM se obtienen a partir de la construcción virtual con objetos que, con sus propios atributos, representan los elementos constructivos físicos (productos y sistemas) a gestionar o controlar en un proyecto. Los objetos BIM de las maquetas virtuales pueden estar conectados a uno o diversos registros de bases de datos y permiten almacenar información de los espacios construidos, elementos, materiales, medios y recursos implicados en su gestión.
Los modelos BIM están orientados a objetos, esto quiere decir que se definen con datos en forma de propiedades (campos) y valores (atributos). Los objetos se agrupan por clases que representan las partes funcionales de las construcciones (pilares, muros, forjados, etc) y cada clase tiene un grupo de propiedades específico de la función de los elementos que agrupa. La orientación a objetos de los modelos BIM permite el acceso rápido y directo a las propiedades de los objetos individuales.

Los objetos BIM son unidades de información dentro de un modelo BIM con representación geométrica en dos o tres dimensiones y con las propiedades y valores definidos por el objeto. Los objetos BIM pueden ser espacios, elementos constructivos, materiales o ayudas de modelado (véase la definición de objetos BIM en el Anejo 1 del eCOB).

Los objetos pueden expresarse en forma de elemento tridimensional con datos asociados, o bien en forma de material que forma parte de una biblioteca en la que constan los datos técnicos necesarios.

La forma BIM más adecuada para un producto de construcción dependerá de su función, usos principales, composición, variantes, naturaleza de los materiales, incorporación en obra y otros aspectos a tener en cuenta por parte de los titulares de productos de construcción cuando se plantean elaborar un catálogo BIM de su producción.

Para que los proyectistas dispongan información en formato BIM de los productos de construcción cuando están definiendo las soluciones de proyecto e incorporándolas al mismo. Si los proyectistas pueden consultar las prestaciones de los productos en forma de objeto BIM, la elección de las soluciones constructivas, prescripción y preparación de especificaciones técnicas resulta más directa, ágil y transparente.

Es del máximo interés para todos los agentes involucrados en la construcción, que los objetos BIM sean confeccionados de acuerdo con una misma forma de estructuración de la información para, de este modo, poder realizar los estudios y análisis comparativos que sean necesarios. Este es uno de los principales objetivos del estándar eCOB®.

En la mayoría de casos, los productos de construcción son partes de elementos constructivos y para tomar cuerpo deben ir acompañados de otros sistemas y componentes. Si un elemento BIM puede estar formado por uno o diversos sistemas de construcción y cada sistema a su vez se compone de distintos componentes, la relación entre elementos BIM y productos de construcción es de 1 a N (por ejemplo; elemento BIM cubierta -> sistema de impermeabilización -> componente/producto membrana). Si un fabricante quiere digitalizar su producto de construcción, un elemento BIM deberá definir -aunque sea de forma genérica- los componentes que acompañan a su producto dentro del elemento.

Pero también ocurre a la inversa, un mismo producto de construcción puede tener uso sobre distintas clases de elementos BIM (por ejemplo; producto de hormigón -> en elementos BIM de forjados o pilares o vigas o escaleras, etc). En este caso lo más conveniente es que el producto se represente como material BIM y pueda descargarse como tal, sin tener que adoptar una forma de elemento concreta.

Finalmente, en los modelos BIM hay muchos productos que no se representan gráficamente por limitaciones tecnológicas de los programas de modelado (dificultad de generación de formas, tamaño de los archivos, etc) pero en cambio son igual de importantes dentro de los procesos de construcción que otros elementos que sí se modelan (por ejemplo, las patas de anclaje, una pletina, el premarco de una ventana, la armadura de un pilar de hormigón armado, etc). Aunque no como objetos BIM, estos productos de construcción pueden adoptar otros formatos digitales que los representen igualmente en los modelos BIM (por ejemplo, una partida de obra sobre los elementos BIM relacionados).

Los modelos BIM son bases de datos digitales orientadas a objetos y para asegurar su calidad hay que garantizar la información de los objetos que lo conforman. Cuando la información que contienen los objetos BIM está estandarizada, se simplifica su gestión y consulta.

La digitalización de la información presentada de acuerdo con un mismo estándar facilita evaluaciones comparativas objetivas que ayudan en la toma de decisiones de proyecto. Si los objetos pueden compararse, también pueden hacerlo los modelos en los que participan y las construcciones que representan, y de esta forma se mejora la eficiencia global del Sector de la Construcción.

El estándar eCOB® se ha desarrollado porque todavía no existe un estándar para la creación de objetos BIM que dé respuesta a los contextos normativos europeo y nacional. El estándar eCOB® ha observado la perspectiva internacional, se ha basado en los estándares abiertos del formato IFC y los ha adaptado a la realidad local.

A todos los actores que participan en los proyectos de construcción: promotores, fabricantes, proyectistas, constructores y usuarios finales.

El trabajo en BIM es colaborativo por definición, ello obliga a los distintos agentes de los proyectos a configurar modelos que se complementen para la definición de una construcción o activo. El estándar eCOB® presenta unos criterios y reglas comunes a todos los agentes para poder definir, comunicar o modificar la información de los objetos contenidos en un modelo BIM.

El estándar eCOB® resulta de especial interés para los agentes que deben generar objetos BIM: ya sean empresas que quieren digitalizar productos de construcción o proyectistas que diseñan soluciones constructivas, las especifican y las incluyen en modelos BIM.

El estándar eCOB® también interesa a los promotores públicos o privados, licitadores y usuarios finales porque les brinda la posibilidad de organizar la información de sus activos, gestionarlos más eficientemente y analizar los datos globales que se generan durante el ciclo de vida de la construcción.

Cualquier técnico con capacidad de desarrollar un objeto BIM como, por ejemplo:

  • empresas que desarrollan catálogos BIM.
  • empresas fabricantes de productos de la construcción.
  • proyectistas que desarrollan sus propias colecciones o librerías de objetos.
  • corporaciones, organizaciones, públicas o privadas que precisan disponer de librerías de objetos para sus propios proyectos.

El estándar eCOB® es de libre uso. Cualquier técnico, empresa, proyectista con capacidad de realizar o desarrollar un objeto BIM, puede seguir los requisitos señalados por el estándar de modo que, a su finalización, si ha lo ha aplicado correctamente dispondrá de un objeto basado en estándar eCOB®. La utilización del estándar eCOB® no precisa de ninguna suscripción, abono o pago.

El estándar eCOB® permite desarrollar objetos en cualquier plataforma de modelado digital. La decisión de adoptar uno o diversos formatos digitales corresponde al titular del objeto.

El uso del estándar eCOB® es libre. Existen desarrolladores especializados y reconocidos en la aplicación del mismo. Estos han realizado una formación específica y se mantienen al corriente de las especificaciones de la versión vigente del estándar. En la página web oficial de eCOB® figura una relación actualizada* de los desarrolladores acreditados. Sólo los desarrolladores que aparecen en ella son desarrolladores certificados eCOB®.

Aun así, los desarrolladores de objetos pueden tener la capacidad de elaborarlos siguiendo distintos estándares. Por ello, cuando se les solicite un desarrollo de objetos, se les deberá solicitar explícitamente que sean realizados bajo el estándar eCOB®.

(*) La relación actualizada de desarrolladores se encuentra en proceso de definición. Los interesados en constar en la misma pueden solicitarlo a través del formulario de contacto de esta Web.

El estándar eCOB® pretende ser abierto y evolutivo contando con las aportaciones de todos los agentes del sector.

Esta página web contiene un enlace de contacto que permite dar a conocer cualquier sugerencia, proposición, idea o enmienda que contribuya a la mejora del estándar.

Las entidades representativas de distintos agentes del sector pueden vincularse al estándar a través de convenios de colaboración que permiten incorporarse a programas de trabajo específicos.

La estructura del estándar permite incorporar normativas específicas para distintos países o entornos geográficos. Los interesados en disponer de una versión de eCOB® específica y adaptada a la singularidad de un país pueden solicitarlo a través del formulario de contacto de esta web.
Los primeros objetos desarrollados siguiendo el estándar eCOB® son los que forman una primera fase de la biblioteca de objetos genéricos del ITeC. Actualmente, se está iniciando el desarrollo de objetos de marca o industriales. Los primeros objetos genéricos son accesibles desde la web http://metabase.itec.cat/bim/es/filter, en la que se pueden consultar todos ellos, y descargar de forma gratuita dos objetos demostrativos, que aparecen al principio marcados como “Demo”. Estos primeros objetos han sido desarrollados conjuntamente con la empresa BIMETICA. Aunque en dicha web también existen otros objetos industriales o de marca, la mayoría aún no están basados en eCOB®. Los que siguen el estándar, se distinguen porque antes de la descarga, es posible consultar en pantalla los conjuntos de propiedades vinculadas al objeto BIM.